46 Viviendas en Fernández de la Hoz, 46

El 14 de septiembre de 1982 se comienza a comercializar la Promoción de 46 viviendas en Fernández de la Hoz 46

46 Viviendas en Patio de Manzana Lateral

La Fachada principal parece difuminarse debido a la entrada lateral con jardín en mitad de Madrid

Entrada Lateral

Para salvar la problemática de una distribución complicada, se dispuso un jardín lateral longitudinal

Patio Longitudinal

El Jardín es utilizado para juegos y como zona de descanso a lo lardo de toda la fachada lateral

Soportales

Aprovechando la planta de las viviendas algo más grande que la planta baja, queda la zona humana y refrescada

Detalle Constructivo

De altísima calidad de materiales, el edificio combina lineas verticales y horizontales como puntos de fuga visual

Plata Tipo 1

El edificio se dispuso con diversa tipología de vivienda

Plata Tipo 2

El edificio se dispuso con diversa tipología de vivienda

Plata Tipo 3

El edificio se dispuso con diversa tipología de vivienda

Promoción de 46 viviendas en Fdez de la Hoz (Madrid)

 

PROYECTO Promoción de 46 Viviendas en Madrid
EMPLAZAMIENTO Calle Fernández de la Hoz 46
PROMOTOR Promoción Privada
CONSTRUCTOR Madrileña de Inversiones y Construcciones SA

.

DATOS GENERALES      
       
Plantas bajo rasante 2 Viviendas 46
Plantas sobre rasante 8 Plazas de Garaje 56
    Trasteros 46
Superficie 16.000 m²   Locales Comerciales 2

.

Esta promoción inmobiliaria comienza con dos hándicaps de partida. Uno de ellos era la búsqueda de financiación, la segunda, la complejidad de un solar profundo donde los accesos al exterior parecían complicar las viviendas.

.

Las soluciones fueron tan simples en la ejecución como complicadas en su generación. El Instituto Británico fue uno de los artífices del primer paso, expresando su firme voluntad de comprar la planta baja y primera en caso de ser construido el edificio tal y como diseñaba el arquitecto. Gracias a ello las posibilidades del acceso a la financiación se mostraron mucho más simples. Por otro lado y para solucionar el problema de la profundidad del solar, se optó por crear un acceso lateral a modo de jardín longitudinal. Fruto de estas dos iniciativas, tanto el Instituto Británico (que hoy en día sigue ocupando las plantas mencionadas) así como el jardín, humanizaron un solar condenado al ostracismo y la sombra donde las ventilaciones de las viviendas y su iluminación habrían hecho de las mismas lugares ciertamente lúgubres

.

Por otro lado y a modo de maximización de diseños y volúmenes se combinaron los usos de las cubiertas consagrándolas a áticos inteligentemente retranquedados, cosa habitual hoy en día pero novedoso por aquel entonces.

.

Dos plantas de aparcamientos incentivaron aún más la compra de los pisos por los clientes, destacando las previsiones del arquitecto en cuya época, el problema de movilidad rodada no era todavía un problema tan real como el actual.

septiembre 1985Gallery, Promociones -
1985
septiembre
Categoría: Gallery, Promociones